Sígueme también en

Buscar

17 sept. 2009

GORDOS, Un compendio de contradicciones

¿Cuántos de nosotros somos capaces de desnudarnos en todos los sentidos, sin esconder nada por miedo al rechazo, ante un desconocido? Éste es un filme en el que la gordura, ese gran tabú social, o quizá antisocial, dentro del cual muchas personas se ven marginadas como si formaran parte de una raza inferior, es simplemente la excusa o hilo conductor: “Gordos”.

A lo largo de sus casi dos horas de duración, Daniel Sánchez Arévalo nos presenta con valor a un grupo de personas que se somete a una terapia contra la obesidad. Todos ellos comparten un mundo lleno de contradicciones, que son sus verdaderos problemas: una inteligente ingeniera que busca en la gordura su vía de escape de una relación de la que es “adicta”; un gay cínico que se ve a sí mismo como un fraude (no es cualquier cosa un homosexual con efecto yo-yo que mata a su socio y acaba enfrascado en una relación heterosexual con una mujer); una pareja prometida, perteneciente a una comunidad religiosa, formada por “la monja virgen” y “el beato confuso”, con dilemas sobre el sexo y el pecado; el terapeuta experto, que resulta necesitar una terapia para sí mismo, que incapaz de asumir su problema y afrontarlo, destruye su relación porque es incapaz de asumir la situación transitoria de su mujer...

En cuanto al reparto, a pesar de que en su totalidad hace un trabajo creíble e increíble, personalmente creo que es especialmente destacable el papel de una Verónica Sánchez que demuestra su madurez interpretativa, y encaja perfectamente en el papel. Sin embargo, me quedo con un cautivador Antonio de la Torre, que junto a su cinismo y sus cuatro fases de “adelgazamiento con éxito”, se presenta como conductor de la historia y todas las situaciones. Resulta impresionante la transformación a la que gran parte de los actores se sometieron, ya que tuvieron que engordar varios kilos, aportando una mayor credibilidad a sus personajes. Y cabe decir que lo han conseguido con creces.

De entre todas las opiniones que haya podido escuchar en relación a “Gordos”, coincido en que la película puede pecar de un ritmo inconstante, y la sensación de que es un film formado por diferentes cortos es cierta. Pero el resultado sigue siendo impresionante. Puede que sea el modo en el que el director nos muestra, en su justa medida, humor y drama; o cómo cada personaje refleja algo de cualquier de nosotros con una interpretación que te toca la fibra, pero sinceramente, a la salida del cine tienes una mezcla de sensación agridulce que te lleva a la siguiente conclusión: todos llevamos un gordo dentro. Y es que la obesidad no es más que una metáfora de la inconformidad que tiene el ser humano por naturaleza: el que tiene poco, quiere más; el que tiene mucho, quiere mucho más; el que lo tiene todo, le gustaría ser feliz con menos, pero no puede renunciar a lo que ya tiene. Para estos personajes, su obesidad no es más que una máscara tras la cual se esconden por no querer afrontarlos.

SINÓPSIS: Cinco historias que giran en torno a la obesidad, con un entorno común: un grupo de terapia. Un sitio donde los protagonistas no van a adelgazar, sino a encontrar los motivos por los cuales tienen sobrepeso, a averiguar las causas por las cuales están a disgusto con su cuerpo. El peso es lo de menos, su cuerpo es lo de menos.

FICHA TÉCNICA:
TITULO ORIGINAL: Gordos
AÑO: 2009
DURACIÓN: 115 min.
PAÍS: España
DIRECTOR:Daniel Sánchez Arévalo
GUIÓN: Daniel Sánchez Arévalo
MÚSICA: Pascal Gaigne
FOTOGRAFÍA: Juan Carlos Gómez
REPARTO: Antonio de la Torre, Raúl Arévalo, Roberto Enríquez, Verónica Sánchez, Leticia Herrero, Pilar Castro, Teté Delgado, Fernando Albizu, María Morales, Marta Martín, Adam Jeziersky
PRODUCTORA: Tesela P.C.
WEB OFICIAL:

Votar esta anotación en Bitácoras.com
Related Posts with Thumbnails