Sígueme también en

Buscar

25 oct. 2009

CARMEN, UN SUEÑO HECHO REALIDAD

La noche del sábado 24 de octubre se puede resumir con estas palabras: AYER FUI FELIZ. Es posible que a alguien pueda parecerle simple. Quizá ése sea el secreto, o la clave.

No siempre una joya es lo más valioso para una persona. Cuanto más tiempo pasa, más me doy cuenta de lo que realmente necesito. Una joya, un viaje, un coche de gama alta son cosas insignificantes y perecederas para mi. Un libro, un café con alguien que te importe, una película, una conversación, o una entrada al teatro son parte de mi vida y mi felicidad.

Ayer sábado, por fin, se hizo realidad uno de mis deseos desde hace ya años: ver una actuación de Sara Baras. Y tal y como esperaba, me maravilló. Todo el ballet flamenco, el cuadro flamenco con sus voces y percusiones, la escenografía, el vestuario. Todo, absolutamente todo de ensueño.

Casi una ópera en la que no hay palabras, sino pasión, diálogo entre tacones, palmas y cante.

Casi dos horas en las que cada uno de los bailarines, así como Sara Baras, Luis Ortega y José Serrano desprendían elegancia por cada poro de sus cuerpos.

Una de las partes que más me entusiasmó, fue la actuación d Luis ORtega, en la primera aparición en "Carmen". ¡Dios! ¡La piel de gallina! Y hasta ahora, eso sólo lo consigue el flamenco y su danza.

El público aplaudiendo, gritando, levantándose ante ese virtuosismo. Porque cuando se pone el alma en lo que se hace, sobran las palabas. Por suerte aun hay personas que valoramos este arte.

¡Qué maravilla sentir emociones porque sí! Cuando tu corazón palpita, su ritmo cambia, tu respiración se acelera o se contiene, tus músculos te alzan para expresar lo que estás sintiendo. En definitiva, cuando tu corazón habla.



Aquí, una pequeña muestra de la actuación (aunque en vivo es totalmente diferente):


Votar esta anotación en Bitácoras.com
Related Posts with Thumbnails