Sígueme también en

Buscar

13 jul. 2011

True Blood calienta motores

Lo prometido es deuda, y aunque es ya un poco tarde y quería escribir esta mañana, las responsabilidades laborales no me lo han permitido (es lo que tiene el Brown Management* que practico últimamente, jajajaja).

Pues bien, tras tres capítulos ya de esta gótica, sexual y vampírica serie de ficción, ya puedo empezar a dar mis primeras impresiones. Y como SÍ me he leído el libro, puedo opinar sin reparos. La verdad que de momento NO me está decepcionando. Aunque he de reconocer que el final de la tercera temporada me dejó MUY, MUY DESILUSIONADA Y DESMOTIVADA, ésta parece estar arreglando ese desastre.

La verdad que la historia ya era prometedora en el libro, Y LO MEJOR ESTÁ POR LLEGAR. El personaje Eric Northman ha sido hechizado por una bruja y ha perdido la memoria, convirtiéndose en huésped y "protegido" de Sookie. Por lo que en secreto lo tiene en su casa y... bueno, hay cosas e instintos que el Dios Vikingo no puede evitar, y esa atracción por la lectora de mentes está a flor de piel. Así que... ¡QUE PASE YA ALGO!

Los persnajes cada vez se están volviendo más complejos. Durante el año que Sookie ha estado desaparecida han pasado muchas cosas: Jason es policía y vendió la casa de la abuela creyendo a Sookie muerta (resulta que a un vampiro, no digo quién...), Bill es un personaje público e importante en el mundo de los vampiros, Tara es luchadora profesional y ha cambiado de gustos sexuales, Laffayete se va adentrando en el mundo de la brujería... etc. ¿No te pica la curiosidad de saber más? Tranquilidad, a medida que lleguen los episodios prometo ir desvelando sin destrozar la serie ;)






* Dícese, en términos ingleses que siempre son más cool, de la "gestión de marrones" con la que toca lidiar algunos días, casi todos últimamente. Puede aplicarse en el ámbito laboral, aunque también en el personal. Yo en esta ocasión me refiero al primer caso.

Votar esta anotación en Bitácoras.com
Related Posts with Thumbnails