Sígueme también en

Buscar

21 feb. 2010

"El perdón empieza aquí"

"Invictus"


Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.

En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.

Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me econtrará, sin miedo.

No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino,
soy el capitán de mi alma.


27 años... 9855 días... ¿Alguien puede imaginar estar encerrado durante ese tiempo por cuestiones de derechos, de poder? ¿Serías capaz de perdonar a quienes te encerraron durante ese tiempo? Personalmente me cuesta asimilarlo. No creo que yo fuera capaz de hacer lo que este hombre hizo. El perdón hay que ganarlo, sin embargo, él lo regaló por una creencia: que todos somos iguales.

Un film que lo demuestra, o más bien lo muestra. Emociona ver un Morgan Freeman que es Mandela. No lo interpreta. Freeman es Mandela, es Madiba. Su forma de caminar, de moverse, de hablar, de saludar... Todo respira Nelson Mandela. Y eso es lo mejor del film.

Se percibe el encargo de Freeman a Eastwood, pero aun así Clint Eastwood ofrece la calidad que suele imprimar en sus direcciones: planos cuidados, encuadres correctos, dirección de actores impecable. Una de mis escenas favoritas es la inicial en la que aparecen los dos campos de juego, y su abismal diferencia. Una metáfora o analogía de la situación de ese país: separado, dividido, antagónico y lleno de rencores.

Me llamó la atención que en la versión original el acento de los actores estuviera forzado para parecer que su idioma es otro, no el inglés. Me encantó ese detalle (y además me ayudó muchísimo a entenderlo sin casi leer subtítulos, jejejeje).

La banda sonora es emocionante. Y el tema "9000 days" emocionante. Os la dejo aquí. Pensad en lo que dice. Pensad en él y sus 9855 días...



Un aspecto importante es el del uso del deporte para fines políticos. Todo es manipulación, sea para bien o para mal. Y es algo con lo que lidiamos en nuestras vidas, pero parece que sólo lo hagan los demás. El deporte, como elemento que mueve masas, ha sido, es y será una herramienta política, y no debemos dejarnos llevar como borregos que creen que somos.

Un film que te removerá por dentro. Un personaje que, aunque hizo cosas no tan bien, también luchó por otras que sí estuvieron bien. Él creía en una nación, independientemente del color de su piel. Y es una eseñanza que debemos aprender todos. Siempre que haya justicia, debemos luchar por ese respeto e igualdad.


Reblog this post [with Zemanta]

Votar esta anotación en Bitácoras.com
Related Posts with Thumbnails